Para el cuidado de cueros lisos:

Utiliza solo ceras incoloras, nunca limpiadores abrasivos, ni  jabones que contengan glicerina, ni alcoholes, ni amoníaco.

Tampoco utilices silicona. Todas estas otras alternativas dañaran el cuero y su color.

Recuerdalo siempre.